¿Es compatible percibir una pensión de Incapacidad Permanente Total para una profesión habitual en Régimen General, con otra pensión de Incapacidad Permanente Total, para otra profesión posterior iniciada tras el reconocimiento de la primera pensión, si esta última está dentro del régimen de trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos?

En el siguiente artículo, os voy exponer una situación que ya me ha sucedido, y que quiero compartir con el objetivo de que sepáis que esto pasa y que hay que prestar atención.

Ante todo y para comenzar, aclararemos que no existe un marco lo suficientemente calificador en esta materia, por tanto, va a ser la propia jurisprudencia la que se encargue de completar las múltiples lagunas legislativas.

El artículo 163 de la actual LSSS declara incompatibles las pensiones cuando el beneficiario ha cotizado en el mismo régimen, pero no en distintos.

El INSS solía defender en estos supuestos que si se tiene reconocida una Incapacidad Permanente Total y las dolencias padecidas, se agravan o incluso aparecen nuevas enfermedades, procedía una REVISIÓN DE GRADO de la primera prestación reconocida, conforme al artículo 200.2 de la actual LGSS, con el objetivo de que el trabajador no perciba dos pensiones distintas de IPT causadas por la prestación de servicios en dos regímenes diferentes.

El Tribunal Supremo viene señalando que estamos ante dos supuestos claramente diferenciados; uno seria la agravación del cuadro que determina el reconocimiento de la IPT inicialmente reconocida y otro, sería la aparición posterior de nuevas patologías con secuelas invalidantes en el marco de otra profesión ejercida en otro Régimen de la Seguridad Social.

Lo que se viene sosteniendo por el Alto Tribunal es que si para causar la segunda pensión de IPT el trabajador reúne los requisitos fundamentales, mínimo de cotización en el último régimen y las  nuevas dolencias son independientes de las previas que motivaron a su vez la primera pensión de IPT, podremos decir que el pensionista podrá beneficiarse de una segunda pensión de IPT, totalmente compatible con la primera.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que lo anterior se cumplirá siempre que las dolencias que generan ambas incapacidades no sean susceptibles de provocar una Incapacidad Permanente Absoluta para toda profesión u oficio.

Por ejemplo:

Un trabajador, que cotiza en el Régimen de Autónomos ejerciendo la profesión de relojero, tiene un accidente de trabajo que acaba generándole problemas de visión y limitando la capacidad laboral en su profesión, al requerirse una capacidad visual muy elevada para las tareas de alto detalle y finura. Se reclama una prestación de IPT para su profesión de relojero en el Régimen de Autónomos, y se le reconoce. Dicha pensión la compatibiliza con un nuevo trabajo de reponedor  en un establecimiento de alimentación durante mas de diez años, pero esta vez, en Régimen General. Pasados unos años, este trabajador desarrolla un patología degenerativa lumbar que le impide desempeñar esta nueva profesión y que acabará generándole el reconocimiento de una IPT por enfermedad común dentro del Régimen General. En este ejemplo, dicho trabajador tiene derecho a percibir ambas pensiones de Incapacidad Permanente Total.

En la práctica Administrativa y Judicial existen numerosas discrepancias, no sólo en las resoluciones judiciales diversas sino previamente, en las diferentes posturas defendidas por el INSS y por los trabajadores que optan a estas pensiones.

De entrada, un trabajador que ya percibe una pensión de Incapacidad Permanente Total y  la compagina con otro empleo, cuando empeora de sus secuelas preexistentes o desarrolla unas nuevas, debe procurarse asesoramiento jurídico desde el mismo momento en que acude al INSS a solicitar una nueva prestación. La RAZÓN: el INSS va a tratar de indicarle que al tener una pensión de IPT ya reconocida, deberá presentar un formulario de revisión, cuando no es lo acertado. Si en ese preciso momento, inicio de todo el procedimiento, no se realiza la petición correcta al INSS, la posterior reclamación judicial estará viciada desde el inicio y el juzgado pertinente, no podrá entrar a valorar a fondo el asunto, viéndose obligado el trabajador a iniciar de nuevo todos los trámites.

Si usted se encuentra en esta situación, no dude en consultarnos y podremos ayudarle a dar los pasos correctos en la obtención de su merecida Incapacidad.

Espero que os haya ayudado y como siempre, gracias por vuestro tiempo.

Vicente Javier Saiz Marco, abogado especialista en Incapacidad Permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: